Isle of Dogs, lo mejor en calidad de Wes Anderson

Después de que se exiliara a todos los perros a una isla debido a una misteriosa gripe canina, el valiente Atari se adentra en esta isla con la esperanza de encontrar a su mejor amigo canino.

La nueva película de Wes Anderson es definitivamente una increíble rareza, es una película en stop motion, hablada en japonés e inglés con un adecuado score por Alexandre Desplat y una increíble paleta de colores. Todo eso sin mencionar el enorme e impresionante cast de voces en su versión original.

Las cintas de Anderson se caracterizan por un estilo muy específico lleno con encuadres simétricos, humor seco, brillantes paletas de colores y personajes que son inaptados sociales en su mayoría.

El uso de dos idiomas en la cinta es algo arriesgado porque le podría resultar difícil a la película encontrar un mercado más allá de los seguidores de este director. No estoy seguro como reaccionará el público infantil a la cinta, pero siento que no es una apuesta fácil de vender. Lo cual no le quita nada en cuestión de calidad claro.

Esta película sigue la misma fórmula que Anderson a utilizado por años, pero aún así esta se sigue sintiendo fresca y agradable debido a que en cada película el director trata de superarse a sí mismo y en esta ocasión vuelve a lograrlo.

El diseño de cada uno de los personajes y sets tiene un increíble detalle. Cada perro tiene un diseño único e interesante, obviamente se utilizó extensión digital para completar algunos paisajes y secuencias pero como en todos los stop motion modernos la diferencia es imperceptible.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A pesar de ser una película animada los personajes están muy bien construidos. A pesar de que tenía una noción muy vaga de lo que decía Atari en las escenas emotivas, logré hacer una conexión y lo mismo con los personajes de Bryan Cranston y Greta Gerwig.

La vez pasada Wes Anderson decidió animar Fantastic Mr. Fox filmando sólo a 12 cuadros por segundo, lo cual le dio a la cinta una textura interesante, en esta ocasión Anderson filma a 24 cuadros por segundo (La velocidad normal) lo cual hace a la animación mas fluida y es bueno para esta historia que se podría sentir un poco lenta casi llegando a su conclusión.

El score compuesto por Alexandre Desplat crea un ambiente increíble que le da una identidad bastante definida a la cinta y por ocasiones podemos escuchar la canción I won’t hurt you que encaja increíblemente bien con la historia y trae la melancolía adecuada.

En conclusión, Isle of Dogs es una increíble película y en cuestión de calidad es quizá lo mejor que ha hecho Anderson, sin embargo, al recordar El Gran Hotel Budapest no se si diría que es la mejor película del director, así que diremos que es un empate.

Isla de Perros se estrena en cines de México el 4 de mayo.

Escrito Por: Alex García.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s