#Reseña: A Ghost Story

Cuando era un niño y trataba de entender cómo funcionaba el mundo. Muchas veces me encontraba con preguntas difíciles de responder, me gustaba imaginar el último día que el sol iluminaría el universo, pero al mismo tiempo me asustaba el recordar que ya no estaría allí.

A ghost story me prometió contarme la historia de un fantasma y realmente la película cumple de forma increíble. ESTA NO ES UNA PELÍCULA DE TERROR, en lo más mínimo. Esta es una historia sobre soledad, desesperación y preguntas. Muchas preguntas.

“C” es un hombre que vive feliz con su novia, todo cambia cuando un día muere, pero él no se va a ningún lado, se queda y todo eso es de lo que somos testigos.

Suena risible que Casey Affleck se pase toda la película con un rustico disfraz de fantasma, pero de hecho el guion y todo el trabajo que el director puso en el diseño de la película hace que todo funcione de maravilla. En varios momentos me sentí conmovido por alguien que estaba bajo una sábana y ese es el triunfo más grande de David Lowery como director.

Lowery es un director prometedor y llena esta película con una identidad propia, una cinta de autor en todo el sentido de la palabra. La imagen por ejemplo, no ocupa el espacio convencional de la pantalla, sino que está en un formato cuadrado, la idea que esto fuera una metáfora sobre el cómo “C” se siente atrapado en la casa de cierta forma. Además, todas las ideas que presenta la película llevan una increíble ilación, es una especie de discurso bien construido.

La actuación de Rooney Mara como “M” es la única destacable de toda la película porque, aunque Casey Affleck se la pasó filmando todo debajo de esta sabana realmente el mérito de su identidad fantasmal es de producción. Mara hace tan buen trabajo que sin su actuación es probable que la película no funcionara.

En el segundo y tercer acto la película llega a lugares interesantes e ideas complejas que podrían no agradar a todos. Sin embargo, es todo este pasaje lo que hace tan especial a esta película.

La canción que se puede escuchar múltiples ocasiones durante la película es I Get Overwhelmed y es muy importante para la cinta, pero también es importante todo el diseño de sonido porque este es el que aporta mucha de la identidad de “C”.

Algo curioso es que cuando la fui a ver había comida temática para la película y yo pedí el pudín de chocolate sin saber que de hecho había un pudín de chocolate. Este aparece en una extrañamente conmovedora parte de la cinta. Si la ven les recomiendo tener un pay de pudín de chocolate, es mejor que el 4D.

El final de la cinta queda a la interpretación del público pero en mi interpretación personal siento que se refiere a que por más inmenso que sea el universo al final de cuenta lo único que importa es la forma en la que interactuamos con las personas que amamos porque la vida no se trata sobre quién te recuerde en 100 años, sino en quiénes te aman ahora que vives porque nadie puede realmente abrazarte o darte un beso en la mejilla una vez que ya estás muerto.

Escrito Por: Alex García.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s